Home > Noticias > Centro de prensa > Applus+ RTD colabora en un ejercicio práctico a gran escala del departamento de bomberos de Dortmund

Centro de prensa

Contacto

Applus+ RTD colabora en un ejercicio práctico a gran escala del departamento de bomberos de Dortmund

26/06/2015

Utilizando el proyecto de investigación ANCHORS, el Instituto de Tecnología de Bomberos y Rescate (IFR) de Dortmund organizó recientemente un ejercicio práctico a gran escala para su departamento de bomberos.
 

El proyecto de investigación franco-alemán ANCHORS, que consiste en crear redes ad hoc de vehículos aéreos no tripulados para la gestión de crisis y para la adopción de medidas en entornos hostiles, está fundado por el Ministerio Federal de Educación e Investigación alemán (BMBF) como parte de su programa gubernamental Investigación para la protección civil. Este programa lleva en marcha tres años y tiene como objetivo estudiar cómo los robots no tripulados, terrestres o por aire, pueden facilitar el trabajo del personal de rescate en grandes emergencias, tanto en el caso de desastres naturales como en accidentes importantes. Estas emergencias pueden suponer un riesgo enorme para el personal de rescate, en particular en los casos en que hay involucradas fuertes radiaciones radiactivas. Utilizando estos sistemas no tripulados este riesgo puede reducirse, particularmente durante la exploración del entorno y la comunicación de crisis.

 
Este ejercicio práctico a gran escala, en el que participó un personal de rescate formado por más de 190 personas, tuvo lugar en las instalaciones de ThyssenKrupp Steelen, en Dortmund, el 18 de abril de 2015. Los medios de comunicación, así como representantes del mundo de la política, de la administración y de la ciencia, mostraron gran interés en el proyecto.

Dada la cantidad de espacio requerida para este proyecto, el terreno elegido necesitaba ser adecuado para una operación de este tamaño. De esta manera el equipo de bomberos, paramédicos, servicios de emergencia, fuerzas especiales y figurantes “lesionados” disponían de una zona suficientemente grande para realizar un simulacro realista.

El ejercicio fue seguido por numerosos expertos técnicos, académicos y observadores, que se interesaron de manera especial por la posible aplicación de los sistemas robotizados en situaciones reales, así como en la interacción entre los humanos y esta nueva tecnología.

El primer escenario mostró un accidente entro un vehículo de mercancías peligrosas y un coche. En esta situación se producía una fuga de un líquido corrosivo desconocido que contaminaba a los ocupantes de los vehículos. A causa del tipo de accidente, una fuente radiactiva sellada que se estaba utilizando en una zona muy cercana a la del accidente para realizar ensayos de materiales, quedaba dañada por la onda de presión, lo que a su vez provocó una emisión no controlada de radiación que era necesario investigar.

Durante las operaciones de rescate y de control de daños, era necesario trabajar gestionando diferentes prioridades. Por una parte, era necesario salvar a las personas, descontaminarlas de la sustancia desconocida y proporcionarles toda la atención médica necesaria. Por otra parte, era importante identificar cuál era la sustancia desconocida emitida y averiguar qué daño sufriría la zona en caso de recibir una dosis muy alta de esta sustancia.
 
Durante este ejercicio, se mostró el uso de la aeronave para comunicar información, así como para detectar y determinar fuentes radiactivas, en el caso del escenario profesional de accidente del que se trataba. En la demostración se utilizó una aeronave que podía explorar desde el aire la zona donde se realizaban los trabajos utilizando tecnologías de sensores y de cámaras, de forma que el personal de rescate no necesitó entrar en la zona contaminada ni exponerse a este riesgo.
 
Para representar de manera precisa y realista el escenario, se utilizó una fuente real utilizada en ensayos de materiales. Esta fuente fue suministrada por Applus+ RTD Deutschland Inspektionsgesellschaft mbH.
 
Se deseaba crear un campo radiactivo que hiciera posible adoptar medidas como parte del proyecto ANCHORS y, para ello, Applus+ RTD necesitaba obtener un permiso de manipulación de fuentes radiactivas de la administración del distrito de Arnsberg, tal como lo exigía la normativa de protección radiológica sobre permisos de manipulación de fuentes radiactivas. Para obtener este permiso, era necesario presentar cálculos de protección radiológica. Para ello, se calcularon por anticipado los valores para la fuente radiactiva utilizada (Se-75) mediante cálculos precisos que realizó el agente de protección radiológica de Applus+ RTD, en colaboración con el organismo competente de protección radiológica.

En esta operación se encontraban presentes dos representantes muy experimentados de Applus+ RTD que actuaron como responsables de protección radiológica sobre el terreno. Acompañados por un representante de la Oficina Federal para la Protección Radiológica de Alemania y por un representante de la autoridad competente de supervisión, garantizaron que la fuente radiactiva radiaba estrictamente hacia el cielo, tal como se había planeado.

Por descontado, se prestó estricta atención a cumplir con todas las medidas de seguridad para velar por que nadie se encontrara expuesto a una dosis superior a la normal de radiación ionizante. Los cortes de tráfico necesarios para el ejercicio se realizaron con colaboración del cuerpo de bomberos.

A causa de la gran distancia a la que se encontraba la fuente radiactiva, durante esta parte del ejercicio se presentaron transmisiones de vídeo en grandes pantallas de televisión para los visitantes.

El objetivo del proyecto ANCHORS es hacer posible detectar de manera remota, eficaz y rápida los incidentes de seguridad, gracias a una combinación inteligente de sistemas no tripulados por aire y tierra y proporcionando un eficiente flujo de información gracias a un sistema ad-hoc de creación de redes de comunicación entre todos los implicados. El flujo de información facilita la gestión de la crisis, así como la seguridad del personal de emergencias. Este ejercicio final dentro del proyecto, fundado con más de 8 millones de euros y que se inició hace tres años, cumplió totalmente con las expectativas.

Véase también el artículo sobre el ejercicio a gran escala en la emisora de radio 3Sat Nano.
 
Fotografías: Origen: Cuerpo de bomberos de Dortmund
Spacer
Carreras profesionales

Ver nuestras ofertas de trabajo

Spacer
Applus+ RTD

Nuestra presencia internacional