Home > Quiénes somos > Casos de éxito > Proyecto de inspección del Factor Hex en INEOS Hidrocarburos

Casos de éxito

Contacto

Proyecto de inspección del Factor Hex en INEOS Hidrocarburos
A veces surge un reto que requiere un planteamiento nuevo y exige innovación. A finales de 2011, el equipo directivo de INEOS Hydrocarbons Asset de Grangemouth, Escocia, acudió a Applus RTD con un proyecto de inspección especialmente “interesante”.
 
La refinería de Grangemouth data de 1927 y es la segunda más antigua del Reino Unido. Es además una de las mayores, con capacidad “nominal” para procesar más de 200.000 barriles de petróleo al día. Applus RTD ha estado llevando a cabo inspecciones y servicios END en la refinería durante muchos años pero en noviembre de 2011 nos propusieron un nuevo tipo de reto que implicaba la inspección del interior de unos tanques a presión esféricos de gran diámetro utilizados para el almacenamiento de propileno (véase la figura 1).
 
Este tanque tiene un diámetro de más de 22 metros y capacidad para almacenar más de 5,7 millones de litros de propileno. El propileno (o propeno) es una materia prima importante en la industria petroquímica. Se utiliza en una gran variedad de productos, como el polipropileno plástico, que representa cerca de dos tercios de su uso. Debido a sus propiedades químicas, los productores hacen todo lo posible por asegurar la integridad de los tanques en los que se almacena. INEOS está obligada a llevar a cabo la inspección reglamentaria de los diez años para verificar la integridad del tanque, inspección que incluye la verificación de las soldaduras. El tanque está recubierto de una capa gruesa de protección contra incendios intumescente (firecrete). La única forma práctica de inspeccionar las soldaduras es desde el interior. Esto significa dejar fuera de servicio el tanque y, tradicionalmente, también implicaría instalar andamios en todo el interior.
Ahora bien, este tanque es realmente enorme. Tiene casi el mismo tamaño que la cúpula de la catedral de San Pablo de Londres. Instalar andamios en el interior llevaría meses y requeriría el uso de una gran cantidad de mano de obra y materiales. Y por si esto fuera poco, hay otra dimensión que aumenta la complejidad del problema y es que cada persona, cada mástil y cada tablón deben entrar y salir a través de una trampilla que solo mide 600 mm de diámetro. En la parte inferior de la figura 1 se puede ver la pequeña trampilla.
 
Los informes indican que, cuando se llevó a cabo la última inspección hace unos diez años (antes de que INEOS asumiera la propiedad de la refinería), el tanque estuvo fuera de servicio durante más de un año. Y este fue el verdadero reto presentado a Applus RTD: reducir considerablemente la cantidad de tiempo que el tanque permanece fuera de servicio y terminar el trabajo de acuerdo con los estándares más altos de calidad y excelencia en cuanto a salud y seguridad.
 
Dada la complejidad de la tarea, la pregunta era ¿qué podía hacer Applus RTD para cumplir los requisitos de INEOS y llevar a cabo una inspección completa de forma segura y rigurosa?
Applus RTD es una organización pionera en el Reino Unido en el uso de cuerdas para realizar trabajos en altura para acceder a lugares difíciles, pero este caso era diferente. Hacer rappel con cuerdas funciona bien en superficies verticales, pero ¿cómo se pueden utilizar cuerdas para llegar a la superficie cóncava que forma la mitad superior de la esfera? Tras deliberaciones entre Applus RTD e INEOS, se propuso utilizar un simple marco hexagonal, como el que se muestra en la figura 2. (Esta figura muestra el hexágono prototipo construido en la escuela de formación de trabajos verticales en altura con cuerdas de Falkirk de Applus RTD. Es aproximadamente un tercio del tamaño real requerido pero lo suficientemente grande para llenar la escuela).
 
El hexágono se montó a base de secciones de aluminio (algo así como un mecano para adultos) que se fueron pasando a través de la pequeña trampilla. Una vez montado dentro de la esfera misma, el hexágono se suspendió desde la parte superior del interior de la esfera y se dejó depositado en el suelo. La adición de vigas de unión o plataformas (véase la figura 4) permitió el acceso a la superficie interior. En cuanto una sección del trabajo estaba terminada, todo el hexágono se podía elevar unos centímetros utilizando un cabrestante de cadena y después girar simplemente con la presión de las manos sobre el marco. En el momento en que el hexágono se encontraba en la nueva posición correcta, se volvía a bajar hasta el suelo. Esto quiere decir que el equipo de trabajo podía llegar desde el hexágono a todos los puntos de la superficie interior de la esfera. Por supuesto, todos los operarios que trabajaron en la estructura del hexágono utilizaron sistemas anticaídas, permanecieron bajo la atenta vigilancia directa de un supervisor de trabajos verticales en altura de nivel 3 y cumplieron los protocolos de prácticas de trabajo seguro recomendados para trabajos verticales en altura con cuerdas.
 
La estructura hexagonal completa se montó dentro de la esfera en solo cuatro días y el trabajo de inspección comenzó de inmediato. El equipo de Applus RTD llevó a cabo la inspección de las soldaduras utilizando técnicas de inspección de partículas magnéticas y la técnica avanzada conocida como técnica de difracción del tiempo de vuelo (Time of Flight Diffraction, TOFD), como se ilustra en la figura 5. Las comprobaciones se completaron con una inspección visual detallada y el uso de ensayos convencionales mediante ultrasonidos. En 36 días se terminó el trabajo y se desmanteló y retiró el hexágono de la esfera. Esto permitió a INEOS volver a incorporar la esfera al servicio en un periodo de tiempo mucho más corto, lo que supuso para la empresa un considerable ahorro.
 
La inspección de la esfera en el centro INEOS mediante la solución del HEXÁGONO fue un éxito en todos los sentidos y ya ha corrido la voz sobre nuestro innovador planteamiento. Como consecuencia de esto, otra empresa petroquímica de la misma zona nos pidió ver lo que habíamos hecho y, con el permiso de INEOS, se lo mostramos. Quedaron muy impresionados, y resumiendo, Applus RTD ya ha llevado a cabo una inspección completa de una de sus esferas y está trabajando en la segunda. Otra empresa más expresó su interés y Applus se está preparando para realizar inspecciones en dos esferas más para este nuevo cliente. Se está empezando a extender por toda la comunidad de refinerías y petroquímicas la noticia de que, si tienes un tanque esférico que inspeccionar, Applus RTD es la empresa que lo puede hacer de inmediato, a buen precio y, sobre todo, de forma segura.
Spacer
Applus+ RTD

Nuestra presencia internacional